Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

LA COLONIA ALEMANA

 

 La falta de argumentos es el sustitutivo de la carencia de razones. Desde que el PP gobierna España, va para año y medio, la prensa dependiente del Psoe grita a los cuatro vientos la rendición de la soberanía española en el orden económico y la entrega de la plaza a la Alemania de Merkel. Pues muy bien. Pero qué falso.

 

España no es colonia alemana. Ni puede serlo. La intervención de la Unión Europea en los asuntos económicos de los países miembros sí pasa por el ejemplo y la autoridad de los teutones a la hora de establecer controles y de obligar a cumplirlos. No se puede hacer un presupuesto anual a sabiendas de que los ingresos y los gastos van a arrojar un incremento del ya gigantesco déficit. Alemania avisa de la ilegalidad y reclama una corrección. La señora Merkel no gobierna en nuestro país ni en ningún otro distinto al suyo. Eso sí, tiene la santa y sana voluntad de decir despilfarrador al que derrocha sin tino y de colocar los filtros que le venga en gana para seleccionar a sus compañeros de viaje europeo. Es lo que hay.

 

Zapatero dejó el país en unas condiciones tan extremas que, de mantener el descenso vertiginoso, hoy estaríamos tan intervenidos como Chipre y presos de un corralazo que ríase de los pinipons de sus ciudadanos. La información no manipulada nos ofrece miles de muestras del descontrol que reina en aquellos territorios cuyos gobernantes viven la juerga perpetua a costa de la sangría impositiva de pueblo. Verán.

 

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha apuntado la existencia de "deficiencias de control interno" en las subvenciones concedidas por la Junta de Andalucía a empresas privadas y a familias e instituciones sin fines de lucro, por lo que recomienda la implantación "de manera progresiva de las nuevas tecnologías en la concesión de los diferentes programas de ayudas y subvenciones". Y quién canta a la Junta las verdades del barquero. Verán.

 

El Banco de España informa que Andalucía cerró el año 2012 con una deuda pública por importe de 20.544 millones de euros, equivalente al 14,5 % del PIB. Verán.

 

Si no tenemos una Merkel capaz de poner coto a este desbarajuste, ahoguemos de una vez por todas al país. España no es una colonia alemana. Qué va. España es una pupila que debe ser instruida con fuertes dosis de heterodisciplina en tanto nadie se entera de que la autodisciplina es el mejor remedio para ser autónomos. Nadie. Nadie se entera.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres