Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

EL MAESTRO ANSON

EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

La diferencia entre un escritor y un personaje que escribe es la calidad. El matiz de la clase sólo es perceptible por quienes conocen la vulgaridad. Si no, de qué.

 

Luis María Anson gustará poco o mucho. Pero escribir, como casi nadie. A su espléndida pluma, une su extraordinaria memoria, su finísimo análisis de la realidad y su sabiduría fuera de duda y de alcance. No obsta lo anterior para que, en sus momentos de fino chaqueterismo, se pase la imparcialidad por el ojo de la aguja de su sastre intelectual.

 

Esta mañana me he desayunado, tarde, eso sí, con su artículo de “El Imparcial”. Lo que dice es un arcoíris prometedor en un prolongado período de incesantes lluvias y de penosas brumas. Vuelve al problema catalanista de los Pujol, de los Mas, de los Montilla, de los Chacón, de los Homs y de tantos otros maletillas de la política profesional y lo hace con la espada de matar en vez de utilizar el verduguillo del descabello.

 

Luis María se hace eco de otro espléndido artículo de Ariza, el dueño de Intereconomía, y desde el fundamento de éste, entrega el testigo al Gobierno de Rajoy. Este modesto articulista ya se hizo eco, con infinita menor repercusión, del problema que se plantea. No es nuevo, claro está. Y como uno está cansado de tantos chaqueteros, recoge la cosecha de las dudas sobre la praxis gobernante del PP. Si el consejo de ministros del Estado español vuelve a caer en el pozo de la servidumbre abierto por los independentistas de Cataluña, mejor que dimitan y convoquen elecciones generales.

 

Nadie podrá creer en adelante las promesas de un partido falaz que se mueve, al igual que el PSOE, por los votos que permitan acaparar poderes e influencias. No cabe aludir a la crisis económica que atraviesa el corazón de la ciudadanía. El asunto catalán es más antiguo que los paños de cocina. Y tan sucio como los trapos que limpian el hollín. Del mismo modo, repugna parapetarse en la herencia del psoecialismo. En este tema no caben coartadas. Si Rajoy vuelve a colmar de privilegios a Mas y Pujol con tal de que sus secuaces aparquen el desafío secesionista, será tan miserable como los presidentes que cedieron al chantaje de unos cuantos golfos que se ampararon en una bandera legítima para obtener beneficios personales impropios. El extorsionador y el chantajeado forman parte de la misma trama criminal.

 

Un crimen no es sino la confabulación de unos cuantos para no romper la territorialidad de España a costa de la insolidaridad de los habitantes y del desequilibrio de los pueblos.

 

Si Rajoy no se entera de esto, ya sabe dónde tiene la puerta. De cobardes y de pusilánimes ambiciosos estamos hasta las narices.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres