Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

VALORES SOCIALES

 

EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

Sánchez Rufo, don Rafael, es portavoz de IU en la Diputación de Huelva. Portavoz de un partido que sólo cuenta con un diputado. Él mismo. El hombre lo tiene muy difícil a la hora de llevar al organismo el parecer de su grupo. Rafael le dice una cosa. Sánchez apunta otra. Y luego, el pobre Rufo tiene que dar la cara para que se la rompan por culpa de los otros dos. Dura carga la de este emérito personaje al que no conozco oficio distinto al de político.
 
Quizás por este frenesí psicológico. Tal vez por la responsabilidad de buscar el consenso entre los miembros de la cosa. Acaso por mímesis, lo cierto es que don Rufo acude a su capacidad dialéctica de empedernido vocero para salir del trance. Se dice en los mentideros de la urbe que el eximio representante del pueblo desfavorecido está a punto de entrar en el seno gubernamental de esta su Diputación Provincial. Justo al lado de su compañero de fatigas y vómitos de Aljaraque, el señor José Martín. El rumor corre de boca en boca por las redacciones y, sobre todo, por las cafeterías de Alonso Pinzón.  Atento al quite, don Rafael y el señor Sánchez han exigido a Rufo que ponga orden y desmonte el bulo. Presto, el portavoz ha echado mano al manual de los programas basura de la salsa rosa y ha evacuado frases antológicas.
 
El PP vive instalado en la más burda estrategia del cotilleo político, ha dicho el prohombre. Al tiempo, apostilla que le preocupa la obsesión compulsiva de los populares. En un alarde de entrega y dedicación a los demás, aunque sean sus adversarios, el dilapidador consistorial les ha recomendado ayuda especializada para superar el trauma. Qué clase. Esta gente del Partido Popular no sabe lo que tienen con amigo tan ejemplar. Rufo entrará en el Gobierno de la Diputación cuando les salga de sus partes a Rafael y a Sánchez. Y qué pasa. La izquierda sólo puede desarrollar sus políticas de tierra quemada cuando todavía quede un euro en las arcas públicas. A ver qué hace don Diego en San Telmo si no apoyar el desastre institucional de Griñán. Posesionada la ruina, de qué van a seguir. Se administra la riqueza. La muerte es competencia de otros.
 
En este dos mil trece que comenzamos, me gustaría, por cierto, en alusión a los valores sociales de don Rufo, que ilustrara a los onubenses con su honradez y publicara los sueldos que percibe del erario público. Estoy convencido de que su filantropía emocionará a los parados y provocará el entusiasmo de los funcionarios recortados. Lo mismo le da un aire fresco y nos conforta con su anuncio de ofrecer a los desahuciados alguna vivienda de su propiedad o entregando una parte de su sueldo a entidades benéficas.
 

A Rafael, a Sánchez y a Rufo, la escarapela revolucionaria del valor social.

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres