Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

EL CÓNYUGE

  

 Matrimonio que negocia unido, permanece unido. Tomando como base el artículo 32 de la Constitución, el Código Civil defiende la igualdad jurídica de los cónyuges, les reclama unos deberes y les impone un determinado comportamiento en su relación con el otro. Su último fundamento se halla en el vínculo de vida y afectos que tiene su origen en la institución matrimonial.

 

Los cónyuges se deben fidelidad y convivencia, ayuda y socorro mutuo, respeto y lealtad, actuación en interés de la familia. Qué bonito mensaje. Doña Susana Díaz y su augusto esposo constituyen, en este sentido, un matrimonio modelo.

 

Don José María Moriche, marido de la señora presidente de Andalucía, es un ejemplo a seguir. Adúlteros de España, tomen a este señor como referencia de vida y de amor por su mujer. Precisamente por eso, consintió en trabajar en cursos de formación para desempleados. Qué importa la anécdota de su presencia en el expediente que acumuló tantísimas facturas falsas si su dedicación a su media naranja fue de zumo.

 

Qué se puede reprochar a este cabeza de familia si por llevar unos ingresos a su hogar es capaz de contratar hasta con UGT y su fundación de IFES de una manera presuntamente irregular. Qué culpa tiene este beatífico varón si su señora se ha convertido en el santo y seña del nuevo movimiento de neodegeneración, digo de neorregeneración, de la Junta. Qué si el hombre se ha buscado la vida en sitios diversos con tal de arrimar algún condumio a su debilitado patrimonio conyugal.

 

Y eso de que el insigne marido de la excelentísima señora ha cobrado un dineral por su trabajo en los cursillitos de la señorita Pepis, habrá que probarlo. Envidia es lo que sobra en la tierra de María Santísima. Envidia hacia los dechados de virtudes del socialismo andaluz. Envidia por carecer de las virtudes del esposo intachable. Envidia por no formar parte del entorno de los corazones ricos.

 

Brindo por este matrimonio feliz. Por siempre jamás. Bien comunicados y bienamados. Acaso bien forrados. Pero qué importa el dinero si derrochan felicidad en su pobreza material. Conectados. Lindos.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres