Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

MASAJES PASTRANEROS

 

 No digo que sea verdad. No lo digo. Pero dicho está. Según un  antiguo miembro del staff directivo de UGT, Pastrana mangoneaba el sindicato desde hacía tres lustros. Lo cual no es novedad, noticia o sorpresa. Era una voz reducida a silencio de supervivientes.

 

El “garganta profunda” demarras cuenta que la maltrecha espalda de Pastrana necesitaba rehabilitación y masajes. A este fin, la persona encargada de realizarlos estaba en la propia casa. Se trataba de una señora con altas responsabilidades en la organización. Que Pastrana iba allá, con él se desplazaba la susodicha. Que se dirigía acullá, siempre acompañado de la experta manual. Una joya que había que llevar puesta constantemente.

 

A poco que se escarbe en el interno de la UGT, los trapos sucios pesarán toneladas de kilos. El nepotismo corre por las venas del sindicato psoecialista como la sangre por el cuerpo del donante. Gratis total a cambio de una cerveza.

 

Y, sin embargo, ahí los tienen. Los directivos del ente venden limpieza y moralidad en un burdel donde los masajes, las bebidas espirituosas, las pantagruélicas comidas y las escapadas de lujo forman parte del acervo empresarial más explotador. Las ácidas críticas a la reforma laboral del PP se saldaban con un fiel seguimiento a las prácticas que censuraban en esa derechona a la que odian pero a la que imitan de la manera más infame. Si un ERE a los trabajadores de la sindical, a rajatabla según la ley denostada. Ni un escrúpulo. Si dinero, subvenciones y ayudas, a la complaciente y connivente Junta. De Andalucía.

 

Suena a mafia. Parece mafia. Es mafia. Es grupo que se organiza para defender unos intereses. Tirar de la manta no es destrozar a la banda. Es mostrarla en su desnuda impudicia. Es revelar la necesidad de devolver al sindicato la vida que algunos han convertido en cáncer metastásico. No vale con las investigaciones de la juez Alaya. Desde dentro hay que dar la cara y cortar la sangría que conduce al tanatorio social. Desde dentro, Cándido calla y otorga. Desde dentro, la cúpula de Rubalcaba mira para otro lado. Desde dentro, las dagas desenvainadas, ahora que no hay pasta suficiente para untar a tantos callandones.

 

Y mientras tanto, mientras Alaya hace más de lo que resiste un ser humano, mientras la UE investiga al sindicato, la ministra de Empleo riega al tiesto y a la planta con agua y abono de millones de euros. Uno entiende que se destinen ayudas a verdaderas instituciones sin ánimo de lucro. Pero considerar que UGT no tiene ánimo de lucro es como clasificar a Bárcenas como padrino de honor de las hermanitas de la caridad.

 

O admitir que los masajes pastraneros forman parte de la recompensa por servicios prestados y por la omertá inherente a los mismos. Que qué quiero decir. Que como pastrana hable, y fundamente con  pruebas su discurso, el estado se derrumba. Pero no importa. En Andalucía seguirá triunfando el Psoe.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres