Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

¿PERO UGT FALSIFICABA FACTURAS?

 

No me lo puedo creer. La franquicia sindical del Partido más socialista de Ferraz falseando facturas. Es como si dijeran que ha pasaportado a curas. Cómo voy a pensar en la veracidad de esa acusación. La correa de transmisión de las igualdades sociales no puede arrastrarse a esos extremos. Cosa distinta es que mutatis mutandis recibiera subvenciones a troche y moche o que introdujera sin querer, ech, sin querer queriendo, a intrusos en los expedientes de regulación del desfalco, digo del empleo, o que tuviera lanzas de guerra entre su arsenal de despiece del enemigo del maldito capital. Pero que algunos se dedicaran a descerrajar la caja de caudales del pueblo, me parece excesivo.

 

Ya sé que algún juez que otro está abriendo diligencias previas por presuntos delitos de malversación, falsedad y apropiación indebida, entre otras lindezas, pero ya verán cómo estos paladines de la transparencia ajena logran demostrar que la oscuridad de la noche se desarrolla igual durante el día y que se puede mentir con toda impunidad al vecino, al esposo, al hijo, al amante o a la judicatura en pleno. Serán errores. No seamos maledicentes. Que Pastrana vive pobre en una casita modestísima que paga con su reducido salario y que come lo que le permite estirar de higo a breva la raquítica cantidad que ahorra todos los santos meses.

 

Y no me digan que la Hacienda es igual para los pobres que para los ricos. A los asalariados nos mete una inspección y nos degüella con la carta de aviso. A los sindicalistas que nada tienen, ni que cobran dietas iguales, ni almuerzan en restaurantes de postín, a esos desgraciados ni los mira. A usted y a mí, la Inspección tributaria nos despelleja en segundos que nos demoremos en declarar los impuestos. A estos líderes de los sindicatos, ni se entretienen pues conocen bien que nada poseen. Espíritus puros, nuevas teresas de Calcuta que desarrollan su filantropía entre los sectores más deprimidos de la Andalucía virreinada de Chaves, Griñán y Susana.

 

Que si falseó facturas de pancartas en vez de cursos de formación. Que si cargó comilonas a los presupuestos del hermano mayor de la Junta. Que si se mete en el bolsillo indemnizaciones por su caseta de feria de Sevilla. Cuánta maldad de los periodistas y de la gente en general. Para malo, Bárcenas. Para perverso, Gürtel. La izquierda política y sindical no roba, traslada dividendos. UGT no falsifica, yerra. La Junta no es cómplice de fraude, tan solo cooperadora de desempleo. UGT es el mejor sindicato del mundo mundial psoecialista. Y el peor. Pero esa es otra historia.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres