Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

SOCIOS DE CAMPANILLA

Me va a perdonar mi amigo Paco Morán por meterme en su terreno. Sin embargo, aunque manifiesto por anticipado mi recelo a poner los pies en charco futbolístico en general porque mi sapiencia en esta materia es equiparable a mi dominio del camboyano, sí quiero apuntar algunas consideraciones sobre la decisión de la directiva del Recreativo de Huelva de reclutamiento de nuevos espectadores a los partidos.

 

En principio, la campaña me parece excelente. La directiva ha sabido apreciar que esta Huelva de nuestras entretelas mantiene su mentalidad tradicional. Y partiendo de esta premisa, se ha lanzado al ruedo de los emprendedores. La empresa ha tenido en cuenta el negocio y el fomento de la afición al tiempo que la potenciación de la actividad motivadora al equipo. Un campo como el del Recre apenas cubierto en una cuarta parte de su aforo resulta desconsolador. Por consiguiente, las ideas encaminadas a duplicar o triplicar el número de espectadores son dignas de aplauso. Ideas que conjugan con el conocimiento de la idiosincrasia del onubense y que se armonizan con la crisis económica que atenaza los ímpetus derrochadores del colectivo social de la provincia.

 

Algunos se manifestarán contrarios. Es lógico si parten de la idea de que el precio de los pases es escandalosamente inferior al de los que adquirieron el abono a principios de temporada. Sin embargo, no se puede hablar de cacicada o de cambio de las reglas de juego una vez comenzado el partido. Es necesario contemplar la iniciativa como un regalo al socio fiel que apuesta por el conjunto de sus sueños. Los pases no son un brindis a la arbitrariedad sino una recompensa a la lealtad.

 

El socio recibe una recompensa y la misma se concreta en un descuento generoso para que el hijo acceda al partido junto a su padre o beneficie al hermano desempleado con escasos recursos o, incluso, al amigo desmotivado por la larga travesía del desierto de la segunda división. Un acto de liberalidad y de agradecimiento. Así es como lo veo.

 

Ignoro el alcance de la adquisición de pases por parte de los parientes y deudos de los socios "fetén" de campanillas. En cualquier caso, la afluencia de ciudadanos al estadio nos dará la medida del éxito. No puedo nombrar el fantasma del fracaso. La venta de un solo pase comportará la presencia de un aficionado más que prestará su voz en apoyo del club y de los jugadores. A poco que multipliquemos las ventas, los resultados redundarán en provecho de todos.

 

Por tanto, mi felicitación. Insisto, nada sé lo que sobre este particular opina el experto Paco Morán. Tampoco he querido preguntarle a fin de que mi interpretación tenga el carácter subjetivo que procuro dar a mis comentarios. En cualquier caso, si coincido con él, mejor que mejor. Algo de objetividad imprimo a este artículo.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres