Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

AJUSTE DE CUENTAS

 

Los enfrentamientos dialécticos en programas de política televisada recuerdan las confrontaciones vulgares de los programas del bolsicorazón. No hay debatientes sino combatientes. En vez de razonadores, pendencieros. En lugar de argumentos, majaderías. Ni un filósofo. Sólo sofistas.

 

Las izquierdas manipulan la historia con la misma mala leche que las derechas. Los historiadores se guardan en los anaqueles de algunas academias. No interesa la genética de los acontecimientos. Ni la pragmática que defendiera Toymbee. La lucha a gritos entre muchachos talludos que se escupen a la cara la saliva de su descontrol mental.

 

Unos son franquistas desde antes de nacer. Otros, comunistas sin que la madre que los parió tuviese conciencia de lo que engendraban. Los primeros, asesinos. Los segundos, criminales. Sin causas. Porque sí. Los vástagos de los fascistas y de los antifascistas vienen al mundo con la machadiana advertencia. Que dios os guarde, españolitos, que una, no, las dos Españas van a helarte el corazón.

 

Serán desgraciados. Lo que hacen por un puñado de euros. Son malos payasos que hacen llorar a costa de enterrar la intelectualidad y elevar en su fosa la estela del odio perpetuo. Infelices de la vida y de la muerte. Gladiadores de patricios sin padres.

 

Los medios se hacen extremos. Mercenarios de una audiencia a la que amarran con las cadenas de los gritos. La porquería que nace por las bocas se convierte en alimento de reprimidos. Todo vale si la gente mira. Las cuentas no se ajustan en el país de los comedores de deudas. Ajuste de cuentas. Un infierno que terminará por abrasarnos.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres