Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

RAZÓN DE ESTADO

 

EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

He escuchado a dos destacados dirigentes del PP de Huelva pronunciarse sobre el día después de las elecciones catalanas del cambio. No dejan de sorprenderme. Las manifestaciones de ciertos políticos tratan de lanzar mensajes de esperanzas y no augurios alarmistas. En sentido estricto, así debe ser. Sin embargo, cualquier declaración contraria a la verdad es contraproducente. De ahí que la difusión de ideas de paños calientes allí donde el incendio amenaza a millones de españoles, no es una feliz iniciativa.

 

Verán. El secesionismo catalán no se reduce a una simplista cuestión de dinero ni de pacto fiscal. Cuando las cosas se nos van de las manos, lo más adecuado es reconocer la carencia y pedir ayuda. Adulterar la realidad es tan pernicioso como echar alcohol al biberón de un bebé. Las erupciones cutáneas, los vómitos y otros síntomas malignos preceden al posible fallecimiento del niño. Los ciudadanos no somos pequeñajos a los que podemos relatar historias mimosas. Cataluña amenaza directamente con romper la integridad territorial de España. En el País Vasco, las trompetas del apocalipsis independentista están en la boca de miles de charranes de Bildu y de ETA. No se trata de charangas carnavaleras ni de panderetas navideñas. Son músicos de odio.

 

España atraviesa la peor situación económica de los cincuenta últimos años de su historia. Rajoy se enfrenta a un problema regional que, si bien no inédito, nos devuelve a una realidad que creíamos, estúpidos de nosotros, olvidada. La dialéctica hegeliana de la tesis y de la antítesis concluye en la síntesis. Y la síntesis se ha de escribir en caracteres grandes de respeto, firmeza y legalidad democrática. No son aceptables los golpismos ni las amenazas guerracivilistas. A este fin, los diagnósticos equivocados de nuestros dirigentes actúan sobre la salud del paciente.

 

Financial Times y The Economist ya están metiendo las pezuñas en suelo hispano. Son partidarios de impulsar el independentismo vasco y el separatismo catalán aun a costa de convertirlos en estados europeos ilusorios, fingidos e incluso alucinados. En modo alguno por razones espirituales o humanitarias o de conciencia identitaria. No lo crean. Para sacar tajada de la unidad económica. Para garantizar el negocio territorial. Ni menos ni más.

 

Ahí está la razón de Estado. Rajoy tiene que lidiar dos toros bravos que se han crecido con los cánticos monocordes de la izquierda montaraz y desarraigada pero, y he ahí la cuestión, con la financiación interesada de una derechona que confía en que la independencia les reporte los beneficios económicos y fiscales que España les niega. El gran reto del PP es escuchar a todos y obedecer a los sabios. Ellos indicarán el camino a seguir por el bien del país. Estoy seguro de que esos sabios hablarán de diálogo. Estoy seguro. Como lo estoy de que insistirán en la necesidad de aplicar la Constitución. En todos sus puntos. Y si ésta no gusta, y si el Congreso no se considera fuerte, y si los ciudadanos se muestran escépticos, disuélvanse las Cortes y convóquense nuevas elecciones. Si han de ser constituyentes, por la vía establecida.

 

Rajoy, razón de Estado. Estado de razón.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres