Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

CINTA/CINTO

 

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

Cinta en Huelva significa virgen. Las otras acepciones no llevan nombre de mujer. Cinta. El cinto es cosa distinta. Cinturón. Ceñidor. Recinto murado. Cíngulo.

 

En el partido popular, las navajas rayan de plata la oscuridad de la noche. Rajoy preside pero no manda. El secretario no es general ni siquiera coronel. La tropa se subleva. Desde dentro, algunos hacen la cama al Gobierno. Jaula de grillos. Corrientes enfrentadas y remolinos tragones. Es difícil ordenar la calle si antes no se arregla la casa propia. Cuenta primero las piedras, poeta, que luego computarás las estrellas.

 

En el fondo subyace, cómo no, la nefasta política de comunicación del Pp. Sombras oscurecidas artificialmente. Indefinición mediática. Guiños a la prensa enemiga. Portavoces y muñecos parlantes que sonríen en momentos de extrema seriedad y gimen cuando toca descubrir firmeza. Lazos como cintas que adornan de colores regalos amañados. La cinta no ata. Rodea primorosa. En las huestes de la derecha, urge el cinto. Los pantalones de hombres y de mujeres se caen. La imagen es ridícula y desalentadora.

 

La política interior es un desastre. Es verdad que la prioridad es la economía. Ésta, sin embargo, no puede ocultar la procesionaria del pino. El ministro Fernández Díaz se queja de conjuras internas. Lo mismo culpa a Aznar que critica a Mayor Oreja. Bolinaga es parte del problema. Antes lo fue Ternera y después De Juana Chaos. El quid de la polémica es ETA. Las promesas electorales se van al garete. Una tras otra. No se puede ganar la etapa de los lagos con un patinete. Conspiranoia o no, es evidente que las facas han huido de su vaina de cuero.

 

El extremeño Monago hace la rabona al IVA. Desafío abierto. De órdago. Borrachera de supeditación al socio necesario. Antes en el poder que en la obediencia. O acierta Monago o yerran Montoro y De Guindos. Sotana desabrochada, caño seguro.

 

A este paso, las elecciones autonómicas gallegas y catalanas precederán a las generales. Cuestión de tiempo. El cortejo tiene poco de celebración festiva y mucho de misa fúnebre. Dice el refrán español que más vale una roja que cien amarillas. Un buen cinto pone derechos a los torcidos y endereza a los arbolitos inclinados.

 

Servidor dice que, a falta de autodisciplina, se ha de acudir a la palabra. Al compromiso. A los programas electorales. Si no existe una cosa ni la otra, para qué queremos a un gobierno endeble y en algunos casos perjuro. O cinta o cinto. Algo que amarre y entibe. La mina va a explotar en pedazos.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres