Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

LA BOA CONSTRICTORA

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

En época de bonanza, albricias. Cuando la tormenta, insultos. La infamia y la deslealtad acompañan al cínico en su camino político.

 

El Psoe se arrastra como una culebrilla de agua, constriñe como la boa gigante que asfixia y nos inyecta su veneno como un crótalo letal.

 

Sus dirigentes manejan los tiempos del abrazo mortífero y nos duermen con los cantos de una sirena venenosa.

 

Ayer anunciaron una oposición constructiva y hoy advierten de alborotos callejeros. El castigo que el pueblo le infligió en las urnas es demasiado para su body de izquierda de alta alcurnia. Esta izquierda no puede soportar reveses del vulgo, a dónde vamos a parar. La boa aprieta y oprime hasta cerrar las vías de respiración. A la calle, contra la democracia. Radicalizar sin raices es igual que regar con aguarrás. Puro contrasentido.

 

La serpiente presiona por el pecho de la crisis, aprieta por el flanco de la independencia, oprime la vía de la corrupción y sacude la masa pulmonar desgastada por el hábito de la indefinición. Rajoy se deja aplastar por la fuerza brutal y salvaje del reptil. No parece reaccionar. El cuerpo social tiembla y ni la espada que corta la cabeza del bicho ni el biólogo experto en sérpidos realizan la función deseable.

 

El malestar se acrecienta. Los gusanos goebbelianos prosiguen su callada labor de necrófagos. El Gobierno del Pp se deja engatusar por la sexta y la cuatro. La musculatura de la boa se fortalece por las aportaciones de los medios y por la errática política de comunicación del partido de Cospedal y de Soraya.

 

La boa constriñe. A este paso, engullirá entera a su presa. Si ésta no se opone, será víctima del animal. Con todo, lo peor del tema no es que desaparezca la víctima. Lo peor es que la boa pase a gobernar. Imaginen por un momento.

 

La gestión del Pp es, sin duda, inadecuada, inidónea e incluso nefasta en algunos asuntos. Sin embargo, se confía levemente en un cambio a mejor. Con la boa, no hay más horizonte ciudadano que someterse a la oscuridad de su insaciable estómago.

 

A falta de pan, no coman tortas. Nos las van a dar todas juntas. La boa.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres