Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

LA FAJA ERA UN CORSÉ

 

  EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

La faja pirítica. De Huelva. Qué talento. Con calzador se empeñan en meter los pies ajenos en zapato de recién nacido. Los señores, y señoras, del Psoe quieren convencernos de que la petenera es un canto de jolgorio. Que no, que no. La petenera es cante de pena, de inexplicable melancolía. Los expedientes de regulación de empleo, arre con la burra, son de autor conocido y exclusivo: la Junta de Andalucía. Los procedimientos seguidos han sido ocultos, sesgados y arbitrarios porque así lo han querido los enfebrecidos dirigentes que el Psoe mantenía en la Junta de Andalucía. Los cambalaches y las desapariciones de miles de millones están en el debe de los susodichos irresponsables. No hay más. El pie del gigante de las siete leguas nunca calzará un “treintaiséis”. La petenera no halla eco entre los gitanos que sí bailan por alegrías.

 

La comisión parlamentaria investiga menos que un Sherlock Holmes a lo Mortadelo y Filemón. A este ritmo, va a resultar que el gobierno andaluz siempre estuvo en manos de los populares. Tate, que por esa mentira se empieza y con ella se reescribe el palimpsesto de la historia. Las golferías de los EREs se han producido por culpa, sostienen estos impresentables, por culpa de Franco. A falta de pruebas documentales y testimoniales, se maquina, se urde y se inventa. Pues no son nada estos barandas del partido único. El tema de la faja pirítica de Huelva es un ejemplo demoledor. En un alarde de subjetividad antidemocrática, la comisioncita de Izquierda Unida y de Partido Socialista ha llamado a declarar a Zoido, a Arenas y a Zaplana. Con la intención aviesa de pillar algún parentesco entre el padre y un remoto descendiente del siglo XV. Ni por esas. Es que hay que ser cretinos y malvados. Que las irregularidades, los presuntos delitos, disfrutan de derecho de propiedad intelectual y de autoría material. Registrados.

 

Ay la faja de pirita. De Huelva tenía que ser. En la provincia, la empresa MRT. Como las ayudas especiales se realizaron siendo presidente Aznar, pues ya está, apareció el ascendiente lejano de la corrupción. Estúpidos. Si basta acudir a los papeles y consultar las actas del Congreso. El propio Valeriano Gómez, ministro de la pandilla, aseguró en febrero de 2011 que los EREs eran competencia exclusiva de la Junta de Andalucía y que la participación del Estado estaba fiscalizada. El propio Valeriano, más de UGT que Méndez y más zangolotino del Psoe que Zapatero, deja en ridículo a los compañeros del puño y de la rosa. Pero hombre, que el fondo de reptiles lo acuñó dialécticamente otro psoecialista de banquillo. Que los avisos de socorro del Interventor General se custodiaron en el cajón de fallidos de los Consejeros y en la papelera de los presidentes Chaves y Griñán.

 

 Los comisionados del gobierno de regreso a la dictadura, los de Psoe e Iu, creyeron moldear al Pp en la faja de Huelva y ha resultado que la faja era un corsé bucal y genital, un ceñidor de expresiones, un ajustador de cuentas, una venda y una mordaza, una cincha mular, un turbante a lo burkha, un braguero. Los señores, y señoras, de la comisioncita parlamentaria no saben salir del pozo. Su pozo de credibilidad. Su hoyo de maldad. Su hueco de decencia. Su foso de cocodrilos en defensa de su castillo de naipes pegados con loctite de conveniencia.

 

Allá ellos. Cuanto más embustes evacuan, más se ciñe el corsé a su cuello. Ellos se anudan la cinta de la mentira a su propia garganta, desgarrada por tanto engaño.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres