Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

CAJISTAS GOLFORROS

 

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

Cajas sin ahorros. Cajas de golforros. Una patulea de impresentables al frente de entidades cajistas. Políticos vainas, sindicalistas de la vertical, gobernantes sin escrúpulos han hundido unas instituciones sociales fundadas para altos fines. Altos fines de antaño, canallas sin principio de hogaño. Desde Huelva a La Coruña y de Madrid a Barcelona, recorren la geografía nacional en busca del golpe de oro en una vida dedicada a no dar golpe.



Dicen que en Huelva, un empresario de postín psoecialista y cofrade de relumbrón ha logrado carambolas que ni el admirado Pepe Gálvez. Circula el rumor de que el sol de caja de Huelva ha avalado el crédito impagado que el constructor desconsolado adeudaba a otra mediterránea entidad financiera onubense. Las informaciones soterradas apuntan a que la psoe-connection se halla en la base del tinglado. Mientras tanto, se desahucia y a seguir viviendo del cuento propio y del lamento ajeno. Qué bien.



Con todo, si alguien provoca repugnancia singular a este que les escribe, es el señor Hernández Moltó, el alto cargo del Psoe que reprochó públicamente a Mariano Rubio, exgobernador del Banco de España, sus posibles chanchullos al frente de la institución. Míreme a los ojos, dijo el politicón en sede parlamentaria. Míreme a los ojos. Nunca se miró, el antinarciso, en el espejo.



La Caja de Ahorros de Castilla la Mancha es todo un paradigma de cómo no presidir una institución financiera. Hernández Moltó no responde, ni sabe ni contesta, sobre el agujero patrimonial de tres mil millones de euros de esa entidad. Tres mil millones. De euros. La cúpula del partido calla. Y cuidadito con el que se vaya de la lengua.



H.M. tenía tal inventiva y tan extraordinaria capacidad de encantamiento que, al parecer, creó una filial de la Caja en Islas Caimán, enclave británico cerca de Jamaica. O sea, ahí al lado, como un Gibraltar caribeño. El tema de las preferencias agradó al economista alicantino y, hala, a emitir acciones de esa laya para pagar menos impuestos a costa de más oscurantismo y de riesgo extremo. Desde allí, se podían captar fondos y eximirse de tributos.



Moltó está imputado. Molto imputato. Según Auto del Juez Ruz que entiende la causa abierta contra este prohombre que daba consejos y recibía prebendas, el Estado debió rescatar con un moltó de pasta a la Caja castellano manchega. Según el magistrado, la cuantía del rescate público evidencia "de forma palmaria la enorme magnitud y trascendencia de los hechos denunciados para la economía nacional y la seguridad mercantil".



Golforros y cajorros. Bancorros y politicorros. Aplíquese el sufijo “orro” a los lexemas golf, caj, banc y politic. Desde luego, el ahorro es cosa distinta. De los protagonuistas del mangoneo estamos hasta el gorro. De la pasividad de la fiscalía, hasta el forro... de los pantalones.



Un saludo.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres