Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

PARTIBLUF

 

 Parlamento andaluz. Diputados. Funcionarios. En la sede de la representación del pueblo, la igualdad es un boquerón en mal estado. Los funcionarios no cobran su paga extra de navidad ni la complementaria de julio. Así lo ha decidido el Partibluf de Griñán y Valderas. Así lo expresa el sindicato CGT.

 

Sin embargo, los diputados, sí. Los recortes, como las vaquillas, son ajenas. A los propios, la austeridad les importa un carallo. La autoridad no es sólo poder. Es, también, legitimidad. Y prestigio. Los junteros andaluces tienen la autoridad de un tirano. Todo el poder. Ninguna legitimidad.

 

La justicia social se promete. No se cumple. La igualdad se programa. Se pisotea. El nepotismo se combate en la forma. Se potencia en el fondo del armario. La política al servicio de los ciudadanos. Otra mentira. Las partidas, de acuerdo al presupuesto. Malversación continuada. Se vende libertad y se compra silencio sumiso y cobarde.

 

El partibluf no tiene autoridad moral. Ni la tiene ni la conoce. Ni es de esperar. Nadie medianamente noble de espíritu da crédito a las palabras de esa autoridad de conveniencia. La verdad es la verdad aunque provenga de un ignorante. Ellos son ignorantes mentirosos. Además, carecen de moral.

 

La paga para los poderosos. El hambre para el pueblo. Partibluf.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres