Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

ESTAFA A LA SEGURIDAD SOCIAL

 La Audiencia Provincial de Granada ha dictado sentencia sobre un caso de la estafa a la Seguridad Social. Más de un millón de euros entre subsidios y ayudas públicas se han llevado, al parecer, los condenados, Condenados, que  no imputados o acusados.

 

Es posible que en Huelva, algún día, se dicte una sentencia similar por hechos parecidos. Parece ser que algún jeta, al menos uno conocido, que es posible que sean más, se ha dedicado durante un tiempo prolongado a visitar a pacientes que, en realidad, habían fallecido con bastante anterioridad. Las visitas no salían gratis. Costaban un pico en pluses a la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía. Mecaschis con la Junta. Lo de la corrupción institucionalizada no se centra en Empleo o en Educación o en Administración Pública. Salud no es ajena al pasteleo indecente.

 

El autor, o los autores, de estas visitas imposibles percibieron una pasta gansa adicional por sanar a enfermos imaginarios y por resucitar a muertos nunca exhumados. Y que nadie me diga que estas nefandas praxis eran desconocidas por los responsables de la Consejería. Que es mentira. Que nadie me diga que han adoptado medidas para corregir estos desvaríos. Que es falso. Que nadie me diga que están buscando la cooperación de personal sanitario para desenmascarar a los infractores. Que es una mendacidad. Que nadie me diga que los jerarcas de la Junta están presionando, acosando y amenazando al mensajero portador de las irregularidades. Que nadie me lo diga, porque es la pura verdad y, pese a esa verdad, persisten en su empeño.

 

Si alguna vez el miedo deja de ser la coartada de estos lobos junteros que se alimentan de la teta pública y dejan en los pasillos a los enfermos, y despachan a los pacientes en cinco minutos de consulta, y privatizan hospitales, si alguna vez, digo, los ciudadanos y los administrados entramos en el fondo del asunto, descubriremos que la maraña de corrupción institucional instalada en la Sanidad Pública andaluza es toda un monumento piramidal a la muerte del sistema. Todos defendemos la sanidad pública. Todos. Pero para el bienestar social. No para el latrocinio sistemáticos de unos cuantos, muchos, vivales, que aprovechan el silencio de los difuntos y la ignorancia de sus familiares.

 

Estafa a la Seguridad Social en Huelva. Ya veremos lo que dice el juez. Lo que está claro es que los muertos no pueden ser visitados periódicamente por sanitarios prostituidos.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres