Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

YO SOY, TÚ ERES, EL PERRO ES

 

El director de Empleo es inocente. La cúpula del Psoe, también. Los sindicatos amigos, ni qué decir tiene. Aquí sólo hay dos culpables. La juez Alaya y el perro.

 

Quién puede dudar de la honorabilidad de ese sindicalista de tronío que es Lanzas. Nadie, por favor. Y de la irreprochable actitud de Griñán. Un perturbado cualquiera. De don Chaves, mejor no mentarlo. Es la transparencia por antonomasia. Alaya y el perro policía.

 

Ya es mala suerte. La señora magistrada supera su enfermedad y se tira a la piscina encontrándosela llena de agua. Y para terminar la competición acuática, aparece el chucho y nos da a todos una clase de baño por ochenta y tantos mil eurazos.

 

Lo mismo necesitamos menos detectives y más canes. Igual sobran jueces funcionarizados y faltan árbitros con dos pares de bemoles.

 

Tengo clara una cosa: yo soy inocente. Y otra: Griñán, tú no ERES ajeno. Por último: el perro es una joya.

 

El verbo ser se conjuga en Andalucía en segunda persona del singular del presente de indicativo: ERES. Sin embargo, los deseos de regeneración de los ciudadanos se expresan en el presente del subjuntivo: que juzguen a los maleantes, que los metan en el trullo, y que nos liberen de una vez por todas de tanto chorizo de guante blanco, puño en alto, roja rosa, carnet sindical y acta de parlamentario.

 

Indicativo: ERES. Subjuntivo: que se haga justicia.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres