Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

UN DICTADOR DE IZQUIERDAS

 

EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

La muerte ajena nunca me satisfizo. Perder la vida es un paso a un  abismo sin retorno. Los odios se esfuman en la polvareda del batacazo final.


Hugo Chávez ha abandonado este mundo huidizo. Venezuela permanece. Los recuerdos del presidente exgolpista se acumulan en el álbum de la política. En la hora de los funerales de Estado, hay que preguntarse sobre el futuro del pueblo que le llora y del pueblo que le odió. Lo demás, mandangas.


Los venezolanos permanecen sentados en su umbral de pobreza. Los ricos no perdieron su sonrisa encaramados en lo alto de su pedestal de oro. Las desigualdades  perforan el entramado social del chavismo. Las libertades se cobraron a precio de amenaza. El país atraviesa dificultades insuperables después de tres lustros en manos de un gobierno acomplejado. Las dictaduras son siempre nefastas.


La democracia debe atravesar la frontera de la formalidad y adentrase en la esfera de la razón. De qué sirven los votos si el sistema educativo es sustituido por la rebelión de las masas ignorantes. Si la ciudadanía de Venezuela no afronta el deber de limpiar sus bases educativas, es posible que la derecha arrase en las próximas elecciones. En ese caso, la tiranía de izquierdas habrá cedido su trono a la dictadura de derechas.


La democracia sólo adquiere pleno significado en su dimensión de cultura, de educación y de voluntad de progreso. De esta manera, la lucha de clases se convertirá en pelea por alcanzar la solidaridad de clases.


Dictadores, ni de izquierdas ni de derechas. Como decía el gran Berlinguer, que fuera líder de la izquierda italiana y de la tesis  eurocomunista, dictadura ni la del proletariado.


Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres