Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

MUJERES REGRESISTAS

 EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

El gran Garcilaso de la Vega, maestro del lenguaje, gustaba del epíteto y de su placer por este calificativo nos dejó muestras maravillosas. Lean la que sigue: “Por ti la verde hierba, el fresco viento, el blanco lirio y colorada rosa y dulce primavera deseaba...”. El epíteto es una figura retórica. Utiliza adjetivos que no aportan información pero acentúan el significado del sustantivo. Los escritores renacentistas se aplicaron en el mismo.

 

Las mujeres progresistas. Epíteto clásico porque las féminas siempre van más allá de la quietud o del estancamiento. No importa su vestimenta ni su arraigo a las tradiciones. Ellas traspasan límites de avance prohibidos, muchas veces, a los varones. El problema surge cuando algunos listos y listas, socios y socias, se apoderan de la realidad de todos y la reducen a un refugio de unos cuantos y cuantas. Me echo a temblar cuando me hablan de federaciones de mujeres progresistas o de oenegés del feminismo militante. Y tiemblo porque, detrás de la cartela propagandística, crece un bichito parasitario. En nombre de la mujer levantan una bandera de colores chillones como si la carrera por los derechos tuviera que diseñarse con cromatismos efectistas. En la trastienda de estos movimientos feminoides, el partido que se dice de izquierdas o la facción sindical que manifiesta, cínica, defender las libertades de las señoras.

 

La Federación de Mujeres Progresistas de Andalucía es una organización tan cercana al Psoe como la Fundación Pablo Iglesias. Zapatero y Griñán, todo queda en casa, regaron al grupo con una lluvia de millones. Y, pese a ello, la entidad se halla en quiebra. Acumula una deuda próxima a los quinientos millones de pesetas. Uno se pregunta qué puñetas habrán hecho los/las gestores/as de la camarilla para cavar un tan negro y nauseabundo agujero. O mejor, qué no habrán hecho. A quiénes se ha estado subvencionando con dinero público para justificar este derroche. Cómo se va a explicar a las miles de mujeres trabajadoras que sufren en la recogida de la fresa, en el frio de sus labores de hogar, en el desamparo del servicio doméstico o en la tortura del desempleo, que la federación de narices se ha fundido ese dineral.

 

Las mujeres progresistas son como las mujeres perfectas. Por definición. Huelga ese epíteto ramplón con ribetes de cantos de sirena varada. Las mujeres progresistas son todas las que nos enseñan a los hombres cómo se administra una casa, una empresa o una finca. Las que saben el oficio externo y dominan el interno. Las que ponen su alma y su conciencia en el detalle más cuidado de su actividad. Las que frenan los gastos a nivel de los ingresos. Las que presentan contabilidades precisas de haber y deber. Las que honran a su sexo y al ajeno. He ahí el progreso.

 

Las deudas de esta Federación de Mujeres de Andalucía nos revelan que como mucho son “progres” de bote. Bajo las capas de tinte artificial se oculta la verdadera cabeza loca del regreso, de la regresión, de la involución, de la mentira, de las hidras malvadas, de la ambición y de la avaricia, de la insuficiencia y del error contumaces.

 

No es por casualidad que la presidente de este colectivo de mujeres sea esposa del ex alcalde de la bella Carmona. Que de qué partido. Del Pp, no. Ni de Izquierda Unida. Adivina, adivinanza. Alguien se ha llevado la pasta sin tiempo a cocerla.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres