Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

OJO CON VALDERAS, MARCOS TOTI

 

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 He leído por algún medio y me comentan por otro distinto que el señor Valderas, todopoderoso vicepresidente del estrangulado político Griñán, se ha reunido con el alcalde de Zalamea, Marcos Toti, para debatir sobre los problemas de la Cuenca Minera. Marcos juega con ventaja en la diatriba institucional. Es un excelente alcalde, un gran conocedor de la zona y un político de contrastada honradez. Lo cual no es poco. El inconveniente es el pertenecer a la misma formación política del vice y, por aquello de la disciplina de partido y de la jerarquía, aguantar los carros y carretas del mandamás institucional. En la balanza prevalecerá, con seguridad, el primer platillo si bien el peso del segundo dejará tocado el equilibrio indispensable.

 

Valderas sabe que mantener su cargo pasa por hablar mucho y hacer poco. Su permanencia en la Junta depende de que el alfiler de la corrupción no pinche el globo cardial de su amigo José Antonio. Ni un paso adelante ni otro atrás. Demasiado riesgo para componer el destrozo del batacazo. La cuenca minera de Huelva tiene solución. Sin embargo, la salida es imposible mientras personajes de la talla de don Diego no se apeen del jumento de su ambición y no admitan el uso torticero de la ideología, feliz, de la izquierda para fines de notorio aburguesamiento y de reconocido afán de poder.

 

La cuenca es un hoyo insalvable, Marcos. Valderas te lo anuncia con hechos. Ni un euro se destinará a la comarca. A falta del pan minero, el vicegriñanero apuesta por la torta ácima de un modelo productivo de corte rural agrario y turístico. A todo esto, la culpa es del Pp. La cantinela es en algunos sectores de Izquierda Unida lo que la consigna en el Psoe. Forma parte del guión contra el enemigo.

 

La reapertura de la mina de Riotinto pasa por el aro de Emed y el orificio se achica a medida que la Junta no coopere magnánimamente con los dueños. Dueños bien conocidos y bien próximos a los prebostes más despiertos del partido psoecialista. No nos hemos caído de un guindo. El guindo es un cerezo tan ácido como el ministro de Economía y como él crece en suelos profundos y fértiles. Huye de humedades excesivas porque en ellas se expone a la gomosis, el estrés de los árboles. Los trabajadores de la región tendrán que seguir instalados en la esperanza. Su peor enemigo contra la ansiedad es la impaciencia. Así que la recomendación es que escuchen al señor Valderas, rearmen sus arsenales con la cualidad del santo Job y no se dejen drogar por las palabrería demagógica del señor de las oficinas.

 

Eso sí, como hay poco empleo público y mucho trabajo privado, que don Diego abra tres o cuatro despachos vicepresidenciales en cada una de las localidades de la zona. Al menos podrá fardar de su influencia y de cómo pierde la vida en pro de los más necesitados. Para izquierdistas siniestros como el de Bollullos, me quedo con gente diestra de izquierda como el alcalde de Zalamea. El actual, ojo. El actual.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres