Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

TRABAJO Y SUELDO

 

 EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

 

El oficio de político encuentra en el sillón del parlamentario uno de los grandes chollos y chanchullos de la actividad. Una legislatura de cuatro años es todo un regalo para un montón de paniaguados de los partidos. Vivir a la sombra del poder instituido constituye toda una inversión de futuro. A qué estudiar o a qué emprender si el silencio dócil y la obediencia muda son autopistas hacia el éxito.

 

La decisión legal de la señora Cospedal de suprimir los sueldos establecidos para los diputados del Parlamento castellano-manchego, traslada el foco de atención hacia esta realidad que se apunta. Muchos de los diputados autonómicos y nacionales, incluidos los senadores, carecen de oficio y de beneficio más allá de las inyecciones que le reporta su organización merced a su caché electoral. Y como las cosas son como son, estos padres de las patrias han de volver a sus antiguos oficios o registrarse en las listas del paro si quieren seguir viviendo de la política o al margen de ella.

 

La polémica, aparte de la señalada, es la relación entre trabajo y sueldo Los diputados tienen trabajo que realizar. Por tanto, a hacerlo. Y si no lo tienen, por qué ponen la mano para recibir un salario inmerecido. Cuando se mete el bisturí en la herida abierta, los gusanos dejan ver un espectáculo horrible. La vaciedad de la función y el descaro de los personajes. La gente se pregunta cuántos diputados son necesarios para llevar adelante las tareas y cuántos son meros comparsas de un sistema corrupto que desprestigia a la democracia.

 

Si la determinación llevada a cabo en Castilla-La Mancha se extiende a Andalucía, qué pasará con los mariojiménez y otros artistas de la política desde la más tierna adolescencia. A qué dedicarán sus furias personales.

 

La maquinaria de los parlamentos autonómicos chirría como un  carro de ejes desengrasados. A la molestia del ruido se une la inutilidad del vehículo. Y a pesar de las deficiencias, cientos y cientos de listos, de derechas y de izquierdas, han vivido a cuerpo de rey a cuenta de los impuestos de los ciudadanos. Todo un despelote.

 

Ojalá que la medida, certera, se aplique en todas las regiones y que los desahogados que han vivido del cuento dediquen sus esfuerzos a trabajar con el sudor de su frente para vivir con la honorabilidad de los obreros.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres