Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

LA RENTA BÁSICA

Ya le he dicho en alguna ocasión. Poquito me gusta el político Moreno Bonilla. Poquito. Por mucho que se perfore la tierra, hay pozos secos. Moreno podrá decir misa en hebreo pero alcance, el justo.

 

El líder, con perdón, del PP en Andalucía ha tocado fondo desde que su currículum saltó hecho pedazos. Pues nada, el hombre, lejos de enmendarse la plana, se coloca en el punto de mira de la decrepitud de fe y propone una ley de inclusión social que pasa por regalar una renta básica a todo ciudadano andaluz. Al lado de Iglesias, Moreno es Vaticano.

 

La lucha por la poltrona lleva a algunos a la esquizofrenia. Si los controladores de los programas del PP no perciben estos dislates ideológicos, pronto veremos a Rajoy lucir unas largas guedejas negras y a Javier Arenas con la camisa de poliéster del híper más popular.

 

Lo de Bonilla es la recopilación de los síndromes de la incapacidad. Ni siquiera el Chaves más fantasmón y el Griñán más descafeinado se atrevieron a tanto por más que prometieran puentes de oro a ninguna parte. Moreno se pone a la altura de Pablo y el PP imita a Podemos.

 

Algunos no venden a su madre porque no tienen. “Peazo” líderes.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres