Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

MIRA POR DONDE...

 

                 El periodista Jesús Cintora tiene alma de tribulete ventajista. El presentador de la casa Telecinco suele tomar partido por la nueva nomenclatura de moda pero a efectos de audiencia, no vayan a creer que el mozo participa de las austeridades institucionales de sus “amigüitos” de conveniencia. Muy afecto a las prédicas de la anticorrupción, el ilustre trencilla televisivo silencia como sea cualquier alusión a las desventuras del gran jefe Berlusconi. Hombre, con el pan no se juega. Al patrón, ni mentarlo, que viene la parca del despido y a ver cómo sigo dando la traca.

 

                Hoy tocaba el turno de invitado a Alfonso Guerra. Y mira por dónde, el pepito grillo de Felipe González expuso una tesis que servidor comparte. Le faltó, eso sí, la seriedad de la exposición. Comparto con Guerra la tesis de que la política económica que aplican las instituciones europeas y los Estados miembros de la UE ha provocado que los "neofascismos" y los "neocomunismos" hayan "renacido de sus cenizas". Es una tesis más antigua que el papel de fumar pero no por ello actualísima.

 

            No obstante, al exvicepresidente le ha faltado añadir otros factores desencadenantes del advenimiento de los neoextremismos. Es la clase política que, por activa o por pasiva, por acción o por cobardía, ha provocado una sensación de asco generalizado entre la ciudadanía española. Él mismo no ha sido ajeno, ni muchísimo menos, a esta práctica del nepotismo y del enchufismo. A los más jóvenes les invito a consultar las andanzas de su hermanísimo Juan, el de los caballos famélicos, también conocido como “mienmano”.

 

            Sin embargo, con todo lo listo que Alfonso es y con los kilómetros histriónicos que lleva a cuestas, el otro invitado de Cintora ha conseguido, a su costa, la propaganda que necesitaba para seguir postulándose como candidato a la alcaldía de la capital de España. Y Guerra ha entrado a su muleta, de falso natural, como un morlaco embebido por el olor de la franela. El trotski de pacotilla de Pablo se propuso torear y a fe que lo logró, con la inestimable cooperación del defensor del berlusconato.

 

                Mira por dónde, el trasquilador de ovejas salió trasquilado por el cordero con alma de lobo feroz.  Mira por donde, las encuestas avisan del sorpasso al Psoe por las huestes -hoy ciclistas y mañana ferrarísticas- del gran pastor de los descamisados que antes fueron de don Alfonso. Mira por dónde, el sevillano ha recibido la corná allá donde la espalda pierde su casto nombre. Si es que los años no perdonan.

 

Mira por dónde, si el partido que fuera de González cae en manos de San Chez y la Iglesia de Pablo se construye un templo sobre las ruinas de la casa que nunca fue del pueblo. Cosas veredes.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres