Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

CANGREJOS TÓXICOS

Pero qué habremos hecho los trabajadores de malo para que el Gobierno de Rajoy nos arre con el látigo de esta manera. Pero si no hacemos más que pagar el pato de los delincuentes de cuello blanco y alma negra. Si ya no nos queda que entrar en el patio de la sumisión y de la esclavitud plenas. Si no paran de perfilarnos las costillas con la fusta de los castigos más inmisericordes. Pero qué hemos hecho los trabajadores para un trato tan infame.

 

El Consejo de Ministros acaba de darnos con el verduguillo entre los omóplatos como preaviso a la parte inferior de la cabeza. A las mutuas se les concede el privilegio de la salud y de la enfermedad. Por encima de los médicos. Con la excusa del absentismo laboral, supuestamente injustificado, los inspectores de las mutuas se arrogan un poder que desacredita el diagnóstico de los galenos. Toma ya.

 

Cómo se atreve el gobierno a cuestionar la autoridad científica de los facultativos poniendo en solfa sus prescripciones. Hasta dónde llega su osadía.

 

Uno entiende la reforma laboral. Uno se muestra condescendiente con medidas que, a simple vista, pueden ser legales y constitucionales pero injustas. Uno trata de explicarse las razones del Gobierno en virtud de las maldades heredadas del Ejecutivo anterior. Uno, sin embargo, deplora que la espada del poder hiera las espaldas de los más débiles.

 

Vamos para atrás, como los cangrejos. No me valen las excusas. Bastante hemos padecido los ciudadanos para que nos vuelvan a afrentar con el cachondeo de las mutuas por encima de la calidad de los médicos.

 

Cangrejos no comibles por su toxicidad. Habrá que remar hacia adelante.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres