Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

POR QUÉ AHORA

 

 

EL CONTENIDO DEL BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA WEB

http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

Por qué ahora y no antes. Nos lo preguntamos todos. Este articulista ya advertía el problema hace unos meses y dejaba constancia por escrito de la sospechosa laguna.

 

Por qué ahora el exinterventor Gómez remite un documento comprometedor sobre los EREs y no lo hizo en su momento. El alto funcionario avisó de lo que ocurría, sí, pero no insistió en sus llamadas de alerta roja. Acaso por miedo. Bueno. Es humano pero esta sensación insuperable ha desaparecido al tiempo que perdió el ejercicio de su función.

 

Allá por agosto, servidor escribía: "No trato de salvar por un momento la responsabilidad de la panda juntera. Bajo ningún concepto. Bastante lastre arrastra por sí sola. Lo que me queda en el consciente es el número de advertencias y la intensidad de las mismas. Básicamente para que no se quede con el baldón de que nadie pueda pensar que cumplió su deber y guardó sus espaldas. Dicho de otra manera: ¿los alaridos del señor Gómez se limitaron al descubrimiento de la primera candela o se repitieron hasta que su garganta no dio más de sí? O más allá: ¿informó a los superiores máximos de la jerarquía sobre la magnitud del coloso cremado? Miren ustedes, es que no estamos ante un presunto delito inicial que terminó al día siguiente de su estallido. De haber delito, ha sido continuado y la piromanía reinante presentaba caracteres de patología colectiva y no atribuible a un sujeto determinado.  Insisto. ¿Informó Gómez a Chaves tras constatar lo baldío de sus notificaciones al IFA o a la Consejería de Empleo? Acaso se limitara, ya digo, a cubrir su espina dorsal sin dar cobijo a otro tipo de expedientes contra su persona. La desmemoria sobrevenida de algunos cargos públicos provoca reacciones de sospecha entre la ciudadanía. Gómez debió reunirse tantas veces con el Consejero de Hacienda, a la sazón Griñán, que no recuerda si en alguna de esas reiteradísimas ocasiones, le trasladó su preocupación sobre caso tan difícil. En cambio, si apenas mantuvo citas con el hoy presidente, cómo ha de interpretarse su olvido con tan poderoso personaje. Cuando el Interventor termina de dar la puntilla a la verosimilitud de sus deposiciones parlamentarias, es cuando justifica que “un consejero no se va a leer toda la documentación”. Con lo fácil que sería facilitar a la Comisión el nombre del bombero advertido o del parque regional de extinción de incendios. Recuerden el lema: cuando un bosque de dinero se quema, algo suyo se incinera. Las cenizas son las de la decencia perdida".

 

El caso es que haber meigas, las hay. Caza de brujas, por supuesto. Inquisición corrupta, por adelantado. Las víctimas suelen cantar la traviata cuando el verdugo institucional aplica la tortura vomitona.

 

Del mismo modo que digos y diegos se solapan en la figura de Valderas. El actual vice de Griñán decía ayer que el presi tenía una clara responsabilidad en el negocio infame de los expedientes. Hoy dice que no. El miedo no es el elemento distintivo del cambio de opinión. El poder. He ahí el quid. Valderas es un comunista de salón. Cuando no tiene ni una moto, todo ha de ponerse en común. Una vez que se ha hecho de la moto, del coche, del chalet y de la caja de caudales, aquí no se reparte ni un ladrillo. Eso sí, los suyos quedaran bien colocados en la carrera por la injusticia social.

 

Por qué hoy sí y ayer, no. El misterio se llama miedo en unos sujetos y poca vergüenza en otros. Sitúen ustedes a los protagonistas de este filme pornográfico en la precitada clasificación.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres