Blogia
Francisco Velasco. Abogado e historiador

JOSÉ MARTÍN

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG SE PUBLICA TAMBIÉN EN LA SIGUIENTE WEB)

 http://franciscovelascoabogado.blogspot.com.es

Martín. Que no Martí. Martí fue el héroe de la independencia cubana. Martín, José, el artífice de la ruina del municipio de Aljaraque. He conocido a muchos personajes de esta Huelva de mis entretelas. Pocos como José Martín, exalcalde de la nombrada localidad onubense, para darse cuenta del desvalor de gran parte de la clase política. Después de vaciar las arcas municipales y de conseguir un pufo de 24 millones de euros, José Martín, otrora sindicalista y de oficio desconocido a causa de los años que lleva sin ejercerlo, es la muestra viva de cómo la maldad dialéctica corre paralela a la perversión gobernante. Dilapidar 32 millones de euros en cuatro años es tarea de algunos gigantes de la destrucción de lo público. No está al alcance de un currito cualquiera.

 

Los funcionarios del Ayuntamiento de Aljaraque llevan meses sin cobrar. José Martín, que se sepa, recibe su nómina mensual de la Diputación o vaya usted a saber de qué otros organismos, sin que se produzca el menor retraso. Dinero calentito para el hoy portavoz/portacoz del equipo psoecialista que gobierna la Diputación de Huelva merced a la ayuda de su gran aliado/cómplice en la gestión del consistorio. Las palabras de este señor Martín acerca de la exigencia de inversiones en la provincia pueden formar parte de los anales de la desvergüenza política de Huelva. Acusa al Pp de cinismo e hipocresía a la par que le invita a dejarse de demagogias.

 

El señor Martín, José, de profesión sus políticas psoecialistas, revienta la lógica aristotélica y la ética kantiana con sus declaraciones. Reprocha, censura y condena los recortes realizados por los populares en el Gobierno de España. Muy bien. Pero cómo se atreve a hacerlo él, precisamente él, que ha arruinado a su pueblo, que ha colaborado estrechamente en el endeudamiento de la provincia en cuanto apoyo de la gran despilfarradora que fuere la señora Petronila, la del palacete, que ha callado como un muerto las golferías del fondo de reptiles de su partido, que se ha sonreído ante el drama de la administración paralela de enchufados por Chaves y Griñán, y que parece gozar con la dimensión de la crisis alimentada desde la necedad y la incompetencia de sus conmilitones Zapatero y Rubalcaba.

 

Cómo puede tener una cara tan dura y esa lengua bífida y sutil de ofidio venenoso. Pues las tiene. La dramática situación de España, señor José Martín, no es atribuible a Rajoy. En absoluto. La recesión tiene derechos de autor, Zapatero, y de colectivo partidista, el Psoe. El caos económico y financiero de Aljaraque no es debido a David Toscano. Bajo ningún concepto. A usted, señor José Martín. A usted y a su mano derecha, señor Sánchez Rufo. Entre otros barandas de la izquierda más casposa y mísera que conocieron los siglos desde Stalin.

 

Controle su ímpetu, señor José Martín. Modere su aguijón verbal. Ya sé que puede ser su instinto. Defensa de lo público para beneficio de lo privado. A ver si me explica cómo se puede vivir con su sueldo de la política con lo que usted ganaba con su salario de profesional de no sé qué. Publique las nóminas de un período y el del otro. Pronto comprenderemos las poderosas razones que le llevan a pronunciar majaderías y mentiras de esta magnitud.

 

Señor Martín, es usted uno de los sumos pontífices del malgobierno de lo público. A la vez, todo un adelantado del buen gobierno de su peculio privado. No le felicito por ello. Le insto a que se comprometa con el pueblo y luche por el empleo. Y por la verdad. La verdad.

 

Un saludo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres